En Montería la inclusión laboral de personas con discapacidades cognitivas y limitaciones físicas es una realidad. Gracias al convenio entre la Fundación Academia Sinú y Saldarriaga Concha, 20 jóvenes con discapacidad pudieron acceder a la educación técnica para el trabajo y, gracias a los empresarios que decidieron abrir las puertas de sus empresas a la inclusión, hoy, esos jóvenes tienen la oportunidad de vincularse de manera formal al mundo laboral.

Nuestros estudiantes del programa, tendrán la oportunidad de poner en practica durante 6 meses (bajo la modalidad de pasantías) los conocimientos que potencializaron en las aulas de clases. Desde el área de servicio y atención al cliente hasta el área de aseo y mantenimiento. Durante seis meses desarrollaron sus habilidades y se volvieron expertos.

“La discapacidad es natural. Debemos dejar de creer que las discapacidades hacen que una persona deje de hacer algo. Tener una discapacidad no me impide hacer cualquier cosa”. Benjamin Snow

Como institución que propende por el desarrollo integral del ser humano, la Academia Sinú quiere felicitar públicamente a todos los empresarios monterianos que le dijeron sí a la inclusión. También queremos agradecerles por no escatimar esfuerzos y comprender la importancia de tener un equipo de trabajo diverso. Gracias por dejar atrás la discriminación, e intentar que las vidas de estos trabajadores se normalicen en todos los ámbitos. Gracias por creer en cada uno de nuestros estudiantes y mejorar su calidad de vida a través de su participación como aliados en los procesos económicos y productivos de la formación de personas con discapacidad. Un aspecto que debe ser prioritario dentro de la acción encaminada a la búsqueda de la igualdad de oportunidades.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *